martes, 15 de mayo de 2012

Deseo de Verdad

Se le concedió un último deseo antes de morir. Pidió un libro y leyó dos versos. -¡Libertad!- gritó mientras lo fusilaban. Ninguna bala alcanzó su alma.





Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z