jueves, 14 de abril de 2011

Vea de Berdad


Va a su bola. O eso parece. Sin querer, tiene detalles. Y sin querer vas con su bola.

De estado anímico al ritmo del tiempo meteorológico. De aspecto camaleónico. Sus días son colores, sus sonrisas peligrosas y sus no-encantos infinitos, en fin, es parte de su encanto.

Hobbies dispares, sueños de verdad, metas de las buenas, con mucho que contar y siempre dando que pensar.

De alta fortaleza mental. Impulsiva pero de poco que arrepentirse, cuerda aunque a veces esté en la cuerda floja, frenética, intensa, capaz.

Risueña, sonriente, morbosa, artística, sincera, clara, ambiciosa, positiva, práctica, amigable, extrodivertida, graciosa, imprevisible, viva, inquieta, paciente, puntual, muy puntual.

Y de letra pequeña…despistada, tímida, gastona, patosa, impulsiva, noctámbula, de carácter correoso, exigente. Gracias a su timidez solo dice cumplidos con la mirada. Demasiado modesta, que incluso molesta, cabezota, adictiva de humeantes autoestímulos, extremista, cambiante, de preferencia sumisa, sin motivos con prisas, pasional fuera de lo racional, carpediemista.

Nunca tiene problemas, sabe qué medicina darle a cada adversidad a cada mal imprevisto a cada bache. Nunca tiene fallos, cabezona como ella misma. Nunca peca de orgullo, “yo con lo mío, tú con lo tuyo.”

Rubia cual morena, igual que pasa por guapa pasa por inteligente. Igual te dice “que fea estoy hoy…” y tú piensas…”esta chica está demente… ”.






Nar: "Quien iba a pensar que un jueves iba a empezar así."




Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z