jueves, 7 de abril de 2011

Hay que joderse de Verdad

-Dime que me has mentido. Dime que no querías decir eso. Dime que has tenido un mal día. Que me dirás lo siento y todo volverá a ser como antes…

-Lo siento, pero es verdad y es lo que hay.

-Tienes mi felicidad en tu mano y mi corazón en la otra. No me jodas. Por favor. No sabes lo que dices. Has tenido un mal día y lo quieres pagar conmigo  y no sabes cómo, porque soy la única persona en la que tienes algo de confianza. Siempre haces lo mismo. Contienes toda tu rabia durante el día para vomitármela encima cada vez que me ves. De verdad. No encontrarás a nadie que aguante lo que te he aguantado yo. Créeme. No tienes ni  idea de lo que haces. Te crees que mandando todo a tomar por culo es forma de arreglar tu vida. Soy lo único que cree en ti y que puede hacerte cambiar. Venga descansa, que es lo que necesitas.

-¿No me entiendes? ¿No quieres escuchar? Qué egoísta puedes llegar a ser. Tu felicidad es poseerme. Eres muy posesiva, celosa, egoísta y rencorosa. Y parece que lo que necesitas es quitarme la vida para ser feliz, dedicarme a ti, anteponerte, priorizarte, sacarme de mi vida para ser un complemento de la tuya. Te crees que me conoces mejor que yo. Cuando desde que te conocí, nunca has sido tú. Así que no dramatices y por primera vez, toma riendas de tu vida, haz tu propio camino y deja de ponerme piedras en el mío.






Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z