viernes, 11 de febrero de 2011

Padres de Verdad



[...]

Nara: Nar, ¿qué haces?

Nar: Estoy escribiendo la entrada de mañana para el blog.

Nara: ¿Sí? ¿Puedo verla?

Nar: Espera, te la leo.

Nara: Vale. ¿Es larga?

Nar: No. De hecho es sólo una frase que te dije hace no mucho. La recordarás en cuanto te la lea.

Nara: Nar, a mí me gustan las largas, así se aprecia mejor tu escritura.

Nar: ¡Espero que eso sea bueno…

Nara: Además la de hoy era bastante cortita…

Nar: Nara, la gente está últimamente con mucho lío y estrés en el trabajo o ahogándose con el aire contaminado plagado de exámenes que respiran. No les voy a poner yo más trabajo. Yo calladito y con buena letra (gracias a la fuente Corbel).

Nara: …Bueno.

Nar: Te leo.

Nara: Te escucho.

Nar: “Mis padres dicen que no esté contigo, que no me convienes. Pero quiero te tanto que pienso cambiar de padres. Créeme.”

Nara: ¡Jajaja! ¡Qué bueno! Me encantó. ¿Y al final, cambiaste de padres?

Nar: Les dije que estaría dispuesto a ello. Que a ti no renunciaría, y en vez de cambiar yo, cambiaron ellos de parecer.

Nara: ¿Tan fácil?

Nar:Qué quieres, si por verte ellos me ven feliz.




Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z