viernes, 18 de febrero de 2011

Corazón de Verdad



Nara: Nar, no pongas un temporizador a mis prematuros sentimientos, y menos me pidas que te los muestres claros y sólidos. Tengo un carácter difícil, lo sé. Pero necesito tiempo para quitarme la coraza del corazón.

Nar: Lo siento, debe ser que no me hago a la idea de lo que has llegado a sufrir.

Nara: Sí, igual sufrí sin motivos ni necesidad, pero…

Nar: Eso seguro, el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Además, una persona que no te merece, te engaña y te infravalora no se merece ni tus buenos sentimientos, ni los malos, incluso odiarle sería darle demasiada importancia. No merece tu tiempo, ni tus pensamientos, luego fuera malos sentimientos. ¿Que estás mal? Lees, dibujas, tocas el violín, quedas con alguien que te gusten sus abrazos, con alguien que sepa escuchar y hacerte ver, lo que sea, te dedicas a tu pasión o a una de tus miles aficiones, y cambias. ¡Pum!

Pero lo dicho, no vuelvas a esos infinitos pensamientos aunque te vuelva a decir “te juro que esta vez no miento.”

Nara: Si, él ya está olvidado…

Nar: Pero mírate el corazón, la coraza no te la has quitado.




Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z