miércoles, 18 de mayo de 2016

Personas de Verdad IV

No eres el ombligo del mundo ni sus pechos. Luego tranquilicémonos que la gente no te mira tanto ni te presta tanta atención. No nos volvamos locos que las personas se callan por educación y por tu bien. No hagas de cualquier gilipollez una historia con miles de aventuras trepidantes para querer ser la envidia y caer aún peor. No tengas siete caras. Y si las tienes cámbiate la que tienes puesta porque tampoco es la más agraciada de todas ellas. No digas de tus aventuras, fantasías sexuales. No decores verdades hasta ser mentiras. No sonrías si tienes mala sangre. No hagas favores si te da placer el rencor. No digas si no tienes. No pienses lo que no sabes. No creas que sabes dar consejos, porque quien no sabe no puede, luego no debe. Tu novio no es lo mejor del mundo. Es lo más necio y lo más valiente por estar contigo. Créeme. Chssst. Estate callada. Es de mala educación cortar a la gente. No grites. No dramatices. Ten vergüenza ajena. Aunque sea por los demás, egocéntrica, ególatra, egoísta. Aprende a estar. No eres ni inaguantable.


Así que de momento, sal de aquí, que ni has llamado a la puerta ni te han invitado.

Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z