domingo, 27 de enero de 2013

Miedo y orgullo de Verdad


Una por miedo a resultar ser una molestia no le habla, la otra por orgullo tampoco. Las 2 quieren hablarse. Pero no se hablan. Las 2 quieren saber la una y de la otra, pero no se hablan, se pierden y muy poco a poco, se dejan de pensar, de extrañar y de sentir. Y una relación que podría acabar bien, no acaba, se pierde.
Y así, ahora y en muchas partes del mundo.
Y a otra cosa, mariposa.



Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z