sábado, 30 de mayo de 2015

Distancia de Mentira






-Lo siento, no quiero alguien como tú. Tienes un pero muy grande e inevitable.

-¿Pero?

-No quiero una relación a distancia. No querría enamorarme de alguien que es lejos.

-Con suficiente sentimiento no hay barreras.

-Es al revés, podría sentir tanto que no soportaría necesitarte y no tenerte a unos minutos.

-¿Y prefieres no intentarlo?

-Prefiero no sufrir como una descosida. Te conozco de poco, pero verte, escucharte, verme contigo…Me conozco y me adivino, porque veo como soy contigo y como eres, y como eres conmigo. No tenías que ser así. No vale.

-¿Y, qué tiene tanto de malo?

-Que voy a sufrir mucho porque sé que aunque esté en contra y no quiera y todos me digan que es una locura, lo único cierto es que lo pienso intentar.

-:)…Eres muy pesimista. Una relación a distancia es aquella donde un barco, un coche, un avión o un tren no llegan. Aunque sea a pie, con el pulgar hacia arriba y trabajando 25 horas al día me dará igual la distancia si en la meta estás tú. Vendrán tiempos mejores, pasémoslo mal ahora que tenemos fuerzas y demostremos que sólo somos invencibles.








Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z