domingo, 30 de diciembre de 2012

Qué sabrás, de verdad...


No me juzgues sin entender mis temores. No digas que me entiendes si no eres mis ojos, si no fuiste mi piel.





Nuevos visitantes o dudas

z