martes, 8 de noviembre de 2011

Odiar-Te quiero de Verdad

“No sé con quién cabrearme, si contigo o con el mundo entero. Si conmigo o con tu buena educación. El caso es que estoy cabreado. Me indigna que las cosas no salgan como quieres y que el único remedio sea esperar la espera de no saber cuánto vas a tener que volver a esperar. Porque esa incertidumbre agota, cansa y solo quieres deshacerte de ella aunque sea por las malas y a la fuerza. Ojalá tuviera motivos negativos y perjudiciales hacia ti y me diera igual esa espera porque ya no sería espera, sino olvido. Pero no, mi motivo es fuerte, convincente y arriesgado y no me gusta darle la razón a dicho motivo, pero cada vez que me lo digo y me lo quiero quitar de encima, solo consigo que me quede mejor cada vez que me lo pongo frente al espejo. Es un motivo, complementado por muchos más, pero que me importan tan poco o se hacen tan débiles al compararlos con dicho motivo principal que estos dejan de tener importancia y relevancia,  y por eso nunca me he parado a pensarlos, pero no me importa porque el único motivo por el que estoy cabreado es el mismo por el que te quiero odiar, por el que a veces consigo odiarte sinquerer y por el que espero, nunca te quiera. Espero no quererte nunca para poder odiarte a gusto. Aunque es cierto que cuando quieres a una persona se le puede odiar más y mejor. Pero con odiarte me vale. Con ese motivo me vale.

Me gustaría poder odiarte, de verdad. Dame motivos para que lo haga, aunque sea porque siempre me has querido.”

Nar, 2009





Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z