lunes, 4 de abril de 2011

Miedo de Verdad II

Deberíamos enfrentarnos más a los cuartos oscuros. Son los únicos que parece que nos conocen de verdad. Porque parecen conocer nuestros miedos. Dentro de ellos no pensamos en nuestros placeres. Pensamos en nuestros miedos, en nuestros complejos, nuestros temores. La oscuridad es como una ola de nuestro yo más tímido, más sincero, dispuesto a hacernos vulnerables dentro de ella, a hacer de todo nosotros una persona sola, frágil y sensible.

Por eso, deberíamos enfrentarnos más a ellos. Para conocernos. Para saber qué tememos, qué evitamos. Atreveros a conoceros. A una persona se le conoce por lo que hace y por lo que teme.





*entrada relacionada con Miedos de Verdad 

Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z