miércoles, 11 de marzo de 2015

Noches y noches de Verdad

Y me quedé sonriendo, extasiado, triste y melancólico pensando en aquella noche que inventaste.

Entonces miré el reloj y vi que ya era hora de dormir, eran las 3 y 7 años después.








Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z