martes, 21 de junio de 2011

Sueños de Verdad

Vivían en un mundo en el que los sueños formaban parte de la realidad.

Vivían en un mundo en el que los sueños eran compartidos.  2 personas viviendo un mismo sueño.

Vivían en un mundo en que el sueño se premiaba por la intención de sus actos durante el día.

Los sueños eran la verdadera historia posible de sus deseos inalcanzables.



Nar: ¡Nara! ¡Qué sorpresa! ¿Cómo que me has traído a tu sueño?

Nara: Cómo me alegro que hayas venido. Quería decirte algo importante. Y creo que sólo sabré decírtelo aquí arriba, aquí estamos tú y yo y este pequeño mundo que he creado para ti 5 minutos antes de que vinieras.

Nar: Es perfecto.

Nara: Sólo quería estar contigo, sólo contigo, sin tiempo, ni leyes. Con el amor en persona, con toda mi confianza guardada en este vasito, para decirte todo lo que me haces sentir, ya que en la realidad, ahí abajo es imposible de explicar, y sin embargo aquí te lo podría mostrar con un color, con un sonido, con un sentimiento único. De verdad. Gracias por ser así. No sé si lo mereceré, cómo eres. Lo que sé es que nunca te lo podré agradecer.

Nar: Gracias a ti, Nara. Por hacerme soñar y creer en los sueños…






Nara: ¡Nar! ¿Vienes a mi casa y vemos los sueños de ayer y de hoy? Ya los he descargado.

Nar: ¿Ya los tienes? Genial, llevo a mi hermana al cole y te veo después, en 30 minutos. Qué ganas. :)







Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z