jueves, 12 de mayo de 2011

Puedo mentir de Verdad



Puedo fingir. Mentir. Decir que ya te olvidé. O simplemente nunca más hablar de ti. Puedo hacer lo imposible para no volver a verte, destrozar las casualidades que la vida nos guardó a los dos para no volvernos a encontrar. Puedo incluso dejar de pensar en ti cuando hago el amor con otro, concentrarme en mi vida y aparcarte a la izquierda por un rato. Puedo fingir. Mentir. Decir que ya te olvidé. Puedo continuar con mi vida y sonreír si me encuentro con tu mundo en una calle cualquiera. Puedo obligarme a no llorar cuando despierto y no te encuentro en la cama, puedo dejar de ahorcarme los domingos. Puedo inundar mi cuerpo con la colonia más asquerosa que hayan inventado y así intentar sentir que ya no huelo a ti. Pero no puedo dejar de quererte. No. Es ridículo que la vida me pida a gritos un minuto con el corazón en blanco, porque, es muy sencillo, no puedo, ni tampoco sé si quiero.







Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z