lunes, 28 de febrero de 2011

Tarde de Verdad


Perdóname por no haberme preocupado de mantener en el recuerdo lo único que un día nos hubiera hecho volver. Sé que si hubiera sido mejor persona no lo hubiera hecho. Pero sé que al estar contigo tampoco lo hubiera sido. No pido que me entiendas, pero aunque sea por ti, no insistas.

El problema no es que me quieras y yo no, el problema es que me digas “te quiero” y yo te diga “y qué”.





Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z