miércoles, 2 de febrero de 2011

Día de Verdad II

Día 2 – Madrid naranja y silencioso


El sitio. Un Madrid cercano, el sol despidiéndose silencioso, cerrando la puerta con cuidado, entre rincones por los Jardines de Sabatini.

El saludo. 2 besos. Aclaremos, 2 roces de mejillas. Conversaciones con una temática más variada, atrevida y personal. Él mira con atención, ella sonríe con sonrojación.

Él cocina, le encanta. Ella escribe cuando está sola en su habitación. Una habitación con 3 aromas diferenciados pero que viven en armonía, a limpio, incienso y tabaco. Ella fuma. Él aún no lo sabe.

Se atreven a hablar de sí mismos, saliendo bien parados. Se atreven a hablar de la gente, a base de risas con ritmo.

Él es más introvertido de lo que creía. Por eso imagina: “Me gusta realmente, sus sonrisas son extremadamente enamoradizas y en mí está la prueba. Pero lógicamente no le diré nada.”

Ella habla más de lo que escucha. Por eso dice sin pensar: “¿Qué piensas?”

Él, de repente algo más seguro de sí mismo, en un arrebato de originalidad contesta: “Tengo que decírtelo mañana, ya entenderás por qué.”

¿La despedida?

“Bueno…me ha encantado dar este paseo. ¡Hasta luego!”

Y de nuevo, hasta luego.




Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z