martes, 11 de enero de 2011

Silencio de Verdad

Cállate. Cállate. No es que no quiera escucharte, solo que no puedo creerte si te escucho. De verdad, has provocado tal sentimiento en mí que tu voz me hace sentirme culpable y mal porque sé que sólo dirás mentiras, falacias, exagerarás las cosas e intentarás persuadirme para que acabe entrando en tu sucio juego. Haces arder mis sentimientos, los negativos. Los positivos ya me los apagaste con jarras de agua fría.

Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z