martes, 7 de diciembre de 2010

Idea de Verdad

¿Alo? ...Buenos días,  ¿está tu corazón? Que se ponga por favor…
Tranquila, señorita, no te dedico estas palabras, solo llamaba tu atención.
¿Qué tal? Seguramente no muy bien. Aunque pienses que lo tienes todo y que además lo valoras no hace falta ser muy listo para ver que tus últimas sonrisas tienen carencias.
Solo te escribo para poder dejar de pensar en ti. Pienso en miles de cosas qué decirte, te imagino demasiadas veces y creo que al menos tengo que dejarlo escrito en algún lado para no pensar que pienso (o sufro y disfruto) en vano.
Sabes cómo soy. Te lo recuerdo por si no lo sabes o no quieres acordarte. Soy una persona fría, seria, directa, tajante, clara, soberana en ocasiones, racionalmente emocional, de ciencias (con inclinaciones letrosas), inquieta (aunque bien disimulado), comprensiva, abierta, bla bla y bla. Solo quería resaltar las primeras. Y por eso, nuevamente, seré claro.
Lo único que deseo de toda relación es una cosa. Que sea fructífera. Que sea para hacernos mejores personas, para aprender a respetar unos valores distintos a los nuestros, para saber cuáles son nuestros defectos y pulirlos para que bla, bla y bla. Solo quería resaltar lo de las fructas.
Llevo años dándole vueltas a una idea y creo que por fin, a costa de marearla tanto, va cogiendo forma. Pensarás que estoy loco, pero eso en toda buena y revolucionaria idea, es muy buena señal.

Ven que te la susurre. Son tan sólo 4 palabras…

Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z