lunes, 24 de junio de 2013

Chicas de mentira


A esas chicas con amores fantasmas. Sed más egoístas y no compartáis vuestros pájaros. Alguien se puede ilusionar de una realidad que nunca os habéis creído.

A esos príncipes azules, verdes o rojos que hayan dado todo por sus princesas rosas, moradas o amarillas. A esos que han enamorado a esa chica con cada gesto desde la primera sonrisa que se conocieron, que han tenido detalles y detalles, que nunca se han enfadado con ella, una mala palabra, un descuido, un gesto inoportuno, nunca, nada de eso. Aquellos superhéroes que han sufrido lo inhumano por verla de nuevo un rato. Aquellos que se han ido enamorando. Mientras ella decía que también lo hacía. Y tú te lo ibas creyendo.


Si vas lento, dirán “quiero que me diga que me quiere, con sus ocho letras, que venga siempre a por mí, que me dé el tiempo que le falta, que me mire a los ojos, que me toque el corazón cuando ahonde su mano en mi pecho que se desviva por verme, por escucharme y por hacerme el amor, que sea claro, directo y de todo”. Aquellas que si haces eso justo te dirán que no te creen, que no puede ser que alguien como tú se haya fijado en alguien como ellas, que algo malo tendrás, que no puede ser, que no lo merecen. Que tienen miedo. Y llorarán en silencio mientras te siguen diciendo que están bien.

Da igual como seas.  O no saben lo que quieren. O no se atreven a quererse y a quererlo.

Aquellos príncipes tan azules como el cielo, no tenéis nada que hacer, el corazón de esa princesa lo tiene una mala bestia tan negra como cada una de sus noches.


Y ella te dirá “¡Que siii tonto! Que estoy bien. :)”



Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z