martes, 7 de junio de 2011

Amor sumiso de Verdad

Y no puedo, porque me cabrea aparentar ser fuerte, plantar cara para aparcar la soledad que tu ausencia me advierte....

Tú hazme la contra, halla un motivo para pelear y disfruta de tu reyerta, yo cerraré la boca, estaré bien, por eso dejé una puerta abierta…
Me duele ver que me puedes dejar de lado, y en vez de estar bien, sufro porque así solo me lanzo piedras a mi tejado.
No sé cómo decirte que no te vayas, que no me abandones, yo te escucharé atentamente y aprenderé, no lo dudes.

Pero entiende que lo único que quiero es que si algún día me dedicas un adiós, estés dispuesto a olvidarme porque yo sé que me negaré a hacerlo, por tanto que duela, por mucho que me hagas daño.






Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z