domingo, 2 de enero de 2011

Días de Verdad

No hace falta que me cuentes todo lo que no quiero saber. Hoy prefiero que me digas solo lo que quiero escuchar. Mañana ya será otro día y podremos empezar con el pie izquierdo.

No digas eso, seguro que mañana estás radiante.

Tranquilo, siempre olvidas que soy zurda.

Nuevos visitantes o dudas

z