jueves, 23 de diciembre de 2010

Trabajo de Verdad

Para que me entendáis, muchas veces una sonrisa encantadora en el momento adecuado vale mucho más que un nivel experto de inglés.

Nuevos visitantes o dudas

z