viernes, 24 de diciembre de 2010

Besos de Verdad

Vengo corriendo desde lejos para darte un beso.

Lo siento Nar..., es que ya no me caben más. Lo siento, de verdad.

Mmm...ya. ¿Y si me lo das tú a mí?

Es que también se me acaban de acabar…

Ahmmm... Vale, déjame que piense… Ya sé. ¡Pestañea tus labios en los míos! Así nadie sabrá que es un beso, es un…bestañeo.

     
  jajaja, qué tonto…


Sí, pero el tonto ha dado con la solución

Por eso siempre me pareces tonto…






¡Ah! Y no pongas esas caras, no tienes nada de qué preocuparte


Tranquila, no te pensaba preguntar, además de parecer tonto también me gusta hacerme el idiota



Nada, es que mi abuela y yo siempre nos inflamos a besos, y la verdad, es que siempre salgo con pocos besos de casa, porque no me gusta nada que me sobren

Jajaja, qué graciosa



Mañana estaremos casi todo el día juntos, así que pienso llevarme muchos besos de casa y los mejores bestañeos. Por listo, por guapo, por tonto y por idiota.








Entradas más leídas de la semana

Nuevos visitantes o dudas

z